Nuevas recetas

Tartaletas de kiwi en cáscara de coco y almendras con crema batida de lima

Tartaletas de kiwi en cáscara de coco y almendras con crema batida de lima

Me cautivaron las cáscaras de coco y almendras en esta receta. Mi consejo, siga las instrucciones exactamente porque son muy frágiles.MÁS +MENOS-

Ingredientes para tartaletas:

5/8

taza de migas de galletas Graham

3/4

taza de coco en hojuelas endulzado

Ingredientes para la crema batida:

Ocultar imágenes

  • 1

    En un procesador de alimentos, mezcle todos los ingredientes secos para las conchas. Una vez mezclado, encienda el procesador a fuego lento y agregue lentamente la mantequilla. La mezcla estará ligeramente húmeda y se parecerá a la arena.

  • 2

    Engrase un molde para muffins antiadherente, pero no utilice papel, ya que absorberán la mantequilla de las cáscaras y las secarán.

  • 3

    En cada pocillo, agregue aproximadamente 1/4 taza de la mezcla. Con los dedos o una cuchara, empáquelo en el fondo y los lados de cada pocillo. Puede ser útil engrasar ligeramente la cuchara o los dedos.

  • 4

    Hornee las conchas durante 8-10 minutos a 350 ° F, hasta que estén ligeramente doradas. Retirar del horno y dejar enfriar bien en el molde para muffins. Quitarlos antes de que estén completamente fijados hará que se deshagan.

  • 5

    Cuando esté completamente frío, retire las cáscaras del molde para muffins. Aquí puede ser útil un cuchillo delgado y flexible. En este punto, vuelva a engrasar ligeramente el molde para muffins y vuelva a colocar las cáscaras frías en los pocillos. No conviene hacer la segunda cocción fuera del molde, ya que las conchas perderán su forma.

  • 6

    Mientras tus cáscaras se enfrían, pela todos tus kiwis. Corta uno lo más fino que puedas, reservando 6 rebanadas para la parte superior de cada tartaleta. Coloca el resto en una cacerola mediana.

  • 7

    Toma un segundo kiwi y hazlo puré. Colar a través de un colador fino sobre la cacerola. Reserve las semillas para la crema batida. Alternativamente, si no desea semillas en su crema batida, omita este paso

  • 8

    Agregue los otros kiwis a la cacerola con las sobras de los pasos 6 y 7. Triture con un tenedor hasta obtener una consistencia gruesa. Si sus kiwis están maduros, esto debería ser fácil.

  • 9

    Mezcle la maicena en agua y agregue a la cacerola. Luego agregue 1/4 taza de azúcar y el jugo de 1 lima.

  • 10

    Lleve la mezcla de kiwi a ebullición, baje el fuego y cocine a fuego lento durante 5-6 minutos, revolviendo constantemente. El relleno estará listo cuando esté espeso y se adhiera a una cuchara. Deje enfriar.

  • 11

    Cuando tanto el relleno como las cáscaras estén fríos, coloque el relleno en cada cáscara con una cuchara y pique una rodaja fina de kiwi. Hornee a 350F durante 5-6 minutos, hasta que las rodajas de kiwi parezcan estar listas. Si es necesario, cúbralo con papel de aluminio.

  • 12

    Deje que las tartas se enfríen completamente en la lata. Si recuerda rociar su lata por segunda vez, deberían ser fáciles de quitar.

  • 13

    Si está haciendo crema batida, bata la crema espesa, el azúcar extrafino, el jugo de 1 lima y las semillas de kiwi reservadas a fuego alto. Puede agregar más jugo de limón al gusto.

Consejos de expertos

  • Las cáscaras absorberán la humedad si se dejan en el refrigerador, por lo que sugiero cubrirlas con una envoltura de plástico en un plato que se deje en la encimera por no más de 2 días. Si desea prepararlos con anticipación, haga el relleno (guárdelos en el refrigerador) y complete el primer horneado de las tartas (guárdelos en el mostrador), y aproximadamente dos horas antes de servir, llene las conchas y haga el horneado final.

No hay información nutricional disponible para esta receta.


Tartaleta de lima con costra de coco

Una forma refrescante de terminar una comida de primavera: la cremosa cuajada de lima llena una corteza de coco dulce. Para la Pascua, prueba el Tarta de lima con variación de corteza de coco y matzá.

  1. Prepare la cuajada de lima: En una cacerola tapada de 4 cuartos de galón, caliente 2 pulgadas de agua hasta que hierva a temperatura alta. Destape, reduzca el fuego a medio-bajo para mantener el fuego lento. Mientras tanto, de las limas, ralle 2 cucharaditas de cáscara (con un pelador de verduras de hoja giratoria, retire una tira de 3 pulgadas de cáscara de lima con un cuchillo de chef, córtela en rodajas finas para decorar, si lo desea, reserve) y exprima 1/2 taza de jugo. Coloque en un tazón grande de metal no reactivo y, con un batidor de varillas, combine con los huevos, las yemas de huevo, la sal y 3/4 c. azúcar granulada. Coloque el tazón sobre una cacerola y bata constantemente de 11 a 15 minutos o hasta que esté amarillo, suave y muy espeso. Retire el tazón de la cacerola y deje reposar 5 minutos.
  2. Para mezclar en un tazón, agregue la mantequilla 1 cucharada a la vez hasta que esté completamente incorporada y suave. Presione la envoltura de plástico directamente sobre la superficie de la cuajada. Refrigere por lo menos 2 horas o hasta que esté frío y rígido, o hasta 1 semana.
  3. Mientras tanto, preparar corteza de coco: Precaliente el horno a 375 grados F. Cubra un molde para tarta estriado redondo de 9 pulgadas con fondo removible con aceite en aerosol antiadherente. En un procesador de alimentos con la hoja de un cuchillo, tritura el coco, la harina, el azúcar de repostería y la sal hasta que estén combinados. Agregue la mantequilla y presione hasta que se formen migas finas. Presione la mezcla de migas en el fondo y los lados del molde para tartas preparado.
  4. Hornee de 13 a 15 minutos o hasta que estén doradas y secas. Enfriar completamente en el molde sobre una rejilla. Si lo hace con anticipación, envuelva bien la corteza en una sartén y guárdela a temperatura ambiente hasta por 3 días.
  5. Cuando esté listo para servir, desmolde con cuidado la base y transfiérala a un plato para servir. Si usa crema, mezcle con la cucharada restante de azúcar granulada hasta que se formen picos medio-suaves. Extienda la cuajada de limón en una capa uniforme en la corteza. Cubra con crema batida y decore con la cáscara de lima reservada, si se usa. Servir inmediatamente.

Variación: Tarta de lima con corteza de coco y matzá. Prepare la cuajada de lima como se indica en el paso 2, usando margarina kosher-for-Pésaj en lugar de mantequilla. En el paso 3, sustituya la harina de la corteza por 1/2 taza de harina de matzá, omita el azúcar de repostería y use margarina en lugar de mantequilla. Continúe con la receta hasta el paso 5, omitiendo la crema batida. Adorne con cáscara de lima, si lo desea.


Resumen de la receta

  • 1 1/4 tazas de harina para todo uso, cucharada y nivelada
  • 1/2 taza (1 barra) de mantequilla fría sin sal, cortada en trozos pequeños
  • 1/3 taza de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 1/2 tazas (4 onzas) de coco rallado endulzado
  • 2 1/2 tazas de leche
  • 1/2 taza de azucar
  • 3 cucharadas de maicena
  • Pizca de sal
  • 3 yemas de huevo grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de crema espesa

Hacer la corteza: Precaliente el horno a 350 grados. En un procesador de alimentos, muele la harina, la mantequilla, el azúcar y la sal hasta que se formen migas húmedas y transfiéralas a un molde para tartas de 9 pulgadas con fondo removible. Con los dedos enharinados, presione uniformemente en el fondo y los lados del molde. Congele hasta que esté firme, 15 minutos.

Pincha toda la corteza con un tenedor. Hornee, hasta que esté dorado, 25 minutos, presionando con una cuchara si se hincha, enfríe completamente. Deja el horno encendido.

Preparar el relleno: Extienda 3/4 de taza de coco en una bandeja para hornear con borde. Hornee hasta que esté dorado, revolviendo ocasionalmente, de 5 a 7 minutos. Ponga el coco tostado a un lado.

En una cacerola mediana, caliente 2 tazas de leche y 3/4 taza de coco restante hasta que la leche comience a hervir a fuego lento. Retirar del fuego, tapar y dejar reposar 10 minutos. Colar a través de un colador y devolver la leche a la cacerola desechando el coco.

En un tazón mediano, mezcle el azúcar, la maicena, la sal, las yemas de huevo y la 1/2 taza de leche restante hasta que se mezclen. Bata poco a poco en una cacerola.

Deje hervir a fuego medio-bajo, batiendo constantemente hasta que la mezcla comience a espesarse, aproximadamente 3 minutos. Cocine, batiendo, 1 minuto. Transfiera a un tazón, agregue la vainilla. Cubra y refrigere hasta que se enfríe, 45 minutos.

En un tazón mediano, con una batidora eléctrica, bata la crema a fuego medio hasta que se formen picos suaves.

Para montar la tarta. Espolvoree 1/4 taza de coco tostado en la corteza. Vierta sobre el relleno enfriado, formando un pequeño montículo en el centro. Espolvoree otro 1/4 de taza de coco en la parte superior del relleno con crema batida y decore con el 1/4 de taza de coco restante. Refrigere hasta que esté listo para servir, al menos 30 minutos. Retire los lados del molde para tartas y córtelo en rodajas.


Resumen de la receta

  • 1 barra de mantequilla con sal, a temperatura ambiente
  • 1/4 taza de azucar
  • 1 taza más 2 cucharadas de harina integral, tamizada
  • 1/2 taza más 2 cucharadas de harina de almendras
  • 1/8 cucharadita de extracto puro de almendras
  • 1 huevo grande, batido
  • 1 1/2 libras de ciruelas rojas, picadas, con semillas trituradas
  • 1/4 taza de azucar
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 1 1/2 tazas de crema espesa

En un bol batir la mantequilla con el azúcar a velocidad media hasta que quede esponjoso. Incorpora ambas harinas, el extracto de almendra y la mitad del huevo batido reserva el resto del huevo para otro uso. Cubre el bol con film transparente y refrigera la masa durante 30 minutos.

Precaliente el horno a 350 ° C. Dividir la masa en 18 piezas iguales. Presione cada pieza de manera uniforme en la parte inferior y hacia arriba de los lados de un molde para tartaletas de 1 onza (nuestros moldes eran de 4 por 1 3/4 por 1/3 pulgadas). Hornea de 18 a 20 minutos, hasta que la masa esté dorada y cuajada. Transfiera a una rejilla para que se enfríe por completo. Retire las cáscaras de tartaleta de los moldes.

En una cacerola, combine dos tercios de las ciruelas picadas con el azúcar y 2 cucharadas de agua llevar a ebullición. Cocine a fuego lento moderadamente, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté muy espeso, aproximadamente 30 minutos. Agregue el jugo de limón y cocine hasta que esté ligeramente reducido, 5 minutos. Transfiera a una licuadora y haga puré hasta que quede suave. Raspe el puré en un tazón y deje enfriar la tapa y refrigere hasta que esté firme y frío.

En una cacerola pequeña, combine la crema con las ciruelas restantes y todos los huesos de ciruela triturados. Deje hervir a fuego lento y cocine a fuego lento hasta que la crema se reduzca a 1 1/4 tazas, aproximadamente 30 minutos. Colar la crema en un tazón mediano y dejar enfriar a temperatura ambiente, aproximadamente 30 minutos. Cubra y refrigere hasta que esté frío, 1 hora.

Batir la crema hasta obtener picos suaves. Vierta aproximadamente 1 cucharada de puré de ciruela en cada tartaleta. Cubra con una cucharada de crema de ciruela y sirva.


En un tazón resistente al calor que quepa sobre una cacerola, bata los huevos y el azúcar hasta que estén suaves y pálidos, aproximadamente 2 minutos. Incorpora la ralladura de lima y el jugo de lima.

Agregue de 2 a 3 pulgadas de agua a la cacerola y luego cocine a fuego lento. Deje reposar el bol con los huevos y el azúcar sobre la sartén. (El agua no debe tocar el fondo del recipiente. Si es así, retire un poco de agua de la cacerola). Continúe batiendo la mezcla hasta que espese, aproximadamente 2 minutos.

Retire el tazón del fuego y luego agregue la mantequilla hasta que se derrita por completo y se mezcle. Colar la cuajada de limón en un recipiente y cubrir con una envoltura de plástico presionada directamente sobre la superficie de la cuajada. Enfriar y luego refrigerar hasta 1 semana.

Hornee las tazas de repostería de acuerdo con las instrucciones del paquete y luego enfríe en rejillas de alambre. Llene las tazas enfriadas con una generosa cucharada de cuajada de limón fría.

Coloque un tazón de metal en el congelador y enfríe durante unos 10 minutos.

Agregue el azúcar y la crema al recipiente frío y luego use una batidora de mano para batir la crema hasta que se formen picos rígidos. Cubra las tartas rellenas con la crema batida y unos trozos de ralladura de lima.


Ver el vídeo: Food Styling - Τάρτα με κρέμα τζιαντούγιας (Septiembre 2021).